inicio noticias Más de la mitad de los españoles se opone a la energía nuclear

Más de la mitad de los españoles se opone a la energía nuclear

16 de Septiembre de 2015 | Todas

MADRID / EP.- El 56 por ciento de los españoles es contrario a la energía nuclear, el 51 por ciento se opone a que se potencie este tipo de energía en España para reducir la dependencia exterior y el 58 prefiere apostar por las energías renovables, según revela el XXI Barómetro del Real Instituto Elcano (BRIE), hecho público en Madrid.

Según la encuesta, efectuada entre el 19 de junio y el 3 de julio de este año, el 27 por ciento de los españoles es partidario de la energía nuclear, el 31 por ciento considera necesario que se potencie este tipo de energía en España para reducir la dependencia del exterior y el 25 por ciento se opone a las energías renovables como alternativa a la nuclear.

El Barómetro muestra también un alto grado de indecisos o de personas que no saben o no contestan, que es de alrededor del 16 a 18 por ciento en las tres preguntas. En general se percibe que sobre este tema “no hay debate, ni a favor ni en contra”, declaró el investigador principal de Imagen Exterior de España y Opinión Pública del Real Instituto Elcano, Javier Noya, durante la presentación del BRIE en la sede de esta organización en Madrid.

La encuesta indica que el 53 por ciento de los españoles considera que la crisis financiera internacional es la mayor amenaza en estos momentos y que el 48 por ciento estima que la crisis se mantiene sin cambios y no parece que vaya a mejorar ni a empeorar. El 30 por ciento cree que empeorará y el 18 por ciento se muestra optimista.

Asimismo, pese a la crisis, los encuestados creen que se debe mantener o incluso aumentar el gasto público en partidas como la ayuda al desarrollo (el 43 por ciento pide que se mantenga y el 43,5 por ciento que aumente), el fomento de la cultura española en el exterior (35,1 a favor de que se mantenga y 53,2 por ciento partidario de que se incremente), la defensa y las Fuerzas Armadas y los servicios diplomáticos y las Embajadas.

No obstante, en estas dos últimas partidas, la militar y la diplomática, cerca de una tercera parte (27 y 34,2 por ciento, respectivamente) de los encuestados apoya una reducción de los gastos, frente a un 51,2 y un 45,9 por ciento que aboga por que se mantenga el nivel actual. Alrededor del 80 por ciento opina que se debe aumentar el gasto público en pensiones (79 por ciento) y educación (casi 82 por ciento).