inicio noticias Invertir un euro puede evitar siete desastres naturales

Invertir un euro puede evitar siete desastres naturales

16 de Septiembre de 2015 | Todas

EP/Madrid

El secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Michael Jarraud, afirmó que invertir un euro en medidas de preparación para los riesgos asociados a fenómenos climáticos, hidrológicos y meteorológicos “puede evitar que se tengan que desembolsar siete euros en gastos relacionados con los desastres, lo que constituye un rendimiento muy bueno de la inversión”.

En la inauguración de la Conferencia Internacional de la OMM, presidida por la Reina Doña Sofía, el secretario general de la organización destacó que los recursos operativos destinados a servicios meteorológicos e hidrológicos nacionales deben considerarse una inversión y no un gasto.

“La proporción de beneficios totales obtenidos de invertir en infraestructuras meteorológicas e hidrológicas en algunos países es del orden de cero a uno”, por lo que “realmente merece la pena invertir en la modernización de las infraestructuras meteorológicas e hidrológicas nacionales”, añadió.

En esta línea, dado que los fenómenos hidrometeorológicos extremos representan un 90 por ciento de todos los desastres naturales, “los servicios meteorológicos, climatológicos e hidrológicos adecuados pueden ayudar a las sociedades a atajar, o al menos a reducir sustancialmente” estos fenómenos que provocan sequías, crecidas de ríos, ciclones tropicales, tormentas fuertes y olas de frío y calor, que conllevan hambruna, migración de poblaciones, contaminación y degradación del medio ambiente, expuso Jarraud.

Por su parte, el presidente de la OMM, Alexander Bedritsky, indicó que “es evidente que los servicios nacionales de meteorología e hidrología en muchos países están probablemente financiados y carecen de influencia política a los más altos niveles”. Así, en esta conferencia, según Bedritsky, “se pueden encarar estos retos mediante el incremento de la comprensión global sobre cómo todos los sectores son dependientes de los servicios del tiempo, agua y clima, mientras que sienta las bases para su modernización y desarrollo”.

En este sentido, la Conferencia Internacional de la OMM que se celebra a lo largo de esta semana en Madrid tiene como objetivo crear un foro de diálogo entre productores y usuarios finales de servicios meteorológicos para introducir mejoras en la utilidad de los productos dirigidos a agricultura, salud humana, turismo, energía y transporte, desarrollo sostenible y economía y servicios financieros.

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, señaló que España es “especialmente vulnerable” a las consecuencias del cambio climático, y para ello el Gobierno presentó el Plan Nacional de Adaptación con escenarios sobre los recursos hídricos, biodiversidad y regresión del litoral. Narbona destacó como ejemplo a seguir el uso de las energías renovables, y que en la actualidad el 23 por ciento de la energía eléctrica total es de origen eólico.