inicio noticias Sólo uno de cada 20 niños con VIH recibe tratamiento

Sólo uno de cada 20 niños con VIH recibe tratamiento

16 de Septiembre de 2015 | Todas

EP/Nueva York/Madrid

Sólo uno de cada 20 niños o niñas con virus de inmunodeficiencia humana (VIH) recibe algún tipo de tratamiento, según denunció este lunes el Movimiento Mundial en favor de la Infancia en un informe en el que aseguró que “los niños y niñas representan un escaso incentivo financiero para la industria farmacéutica”.

En un llamamiento urgente, el Movimiento Mundial en favor de la Infancia -que reúne a varias ong- ha pedido a la comunidad internacional que reconozca el derecho al tratamiento de los niños y niñas que viven con el VIH y el sida y la importancia de respetar este derecho para salvar vidas y vencer a la epidemia.

“La falta de tratamiento equivale a una condena a muerte para millones de niños y niñas”, declaró el presidente del Movimiento Mundial en favor de la Infancia y director de World Vision International, Dean Hirsch. “Sin tratamiento, la mayoría de los niños y niñas con VIH morirán antes de cumplir cinco años. Estos pequeños no disponen de tratamiento porque no figuran en la agenda mundial sobre el sida”, añadió.

A pesar de la necesidad urgente de los tratamientos pediátricos, el número de medicamentos disponibles en formulaciones pediátricas baratas sigue siendo muy limitado, mientras que el desarrollo de nuevos medicamentos sigue estando orientado esencialmente a las necesidades de los adultos, señala el Movimiento en un informe presentado.

“Por medio de alianzas más firmes entre los gobiernos, los donantes, los organismos internacionales y el sector privado, debemos hacer todo lo posible para estar seguros de que disponemos de los medicamentos, las herramientas de diagnóstico y los recursos necesarios para tratar a la infancia”, manifestó la ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman.

Aunque la mayoría de las personas que viven con el virus son adultos, los niños y niñas con VIH representan un número desproporcionado de personas que tienen necesidad de un tratamiento inmediato, prosigue el informe. Aparte, más del 90 por ciento de los niños y niñas infectados viven en África subsahariana y ellos son también quienes tienen menos acceso a un tratamiento de este tipo.

“Escaso incentivo financiero”
El informe denuncia que, a pesar de que se han logrado progresos considerables en el tratamiento del VIH y el sida desde que se identificó por primera vez al virus hace 25 años, las necesidades de la infancia “se han pasado por alto”.

En el clima actual de puesta a punto de nuevos medicamentos, “en el que prima la búsqueda de los beneficios”, los niños y niñas representan “un escaso incentivo financiero para la industria farmacéutica”, indica el informe. Como resultado de ello, a pesar de la necesidad urgente de formulaciones pediátricas, apenas hay tratamientos apropiados para la infancia.

Transmisión de madre a hijo

El documento advierte también de que la prevención de la infección tiene una “importancia crucial” y, en ese sentido, revela que un 90 por ciento de los niños y niñas con VIH contraen la infección debido a que no se logra prevenir la transmisión del virus de la madre al hijo.

“Sabemos cómo reducir ampliamente la transmisión del VIH de madre a hijo a un costo modesto”, aseguró el presidente de Save the Children de Estados Unidos, Charles MacCormack. El informe demuestra con pruebas que si se proporciona a la madre una amplia gama de servicios para prevenir la transmisión del virus de la madre al hijo, es posible reducir el riesgo de transmisión a menos de un dos por ciento. En la actualidad, menos de un 10 por ciento de las mujeres embarazadas con VIH reciben medicamentos para evitar la transmisión del virus a sus hijos.

Precisamente, la pasada semana la Plataforma Sida y Desarrollo, de la que forman parte varias ong como Ayuda en Acción, hizo un llamamiento público en la Feria del Libro de Madrid para reclamar el acceso universal a medicamentos en la lucha contra el sida, con motivo de la reunión que Naciones Unidas organizará en Nueva York los días 31 de mayo, 1 y 2 de junio.