inicio noticias Save The Children pide más recursos para niños víctimas de violencia de género

Save The Children pide más recursos para niños víctimas de violencia de género

16 de Septiembre de 2015 | Todas

Los niños no son inmunes a la violencia de género. Save the Children ha presentado este miércoles un informe en Madrid en el que recalca que los niños también son víctimas de la violencia de género y que, como tales, deben ser atendidos y contemplados por el sistema de protección. La organización ha desarrollado esta investigación a través de 254 entrevistas a los y las profesionales, a las mujeres y niños y niñas víctimas y a 141 instituciones competentes en siete comunidades autónomas: Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Islas Baleares, Madrid y Euskadi.

Según la organización los niños sufren la violencia de género como víctimas directas de violencia física (con 15 menores muertos en 2004, 7 en la primera mitad de 2005) o psicológica, o como víctimas indirectas porque presencian la violencia entre sus padres o simplemente porque viven en un entorno donde las relaciones violentas y el abuso de poder, que justifica, legitima y desencadena la violencia, es parte de las relaciones afectivas y personales, internalizando un modelo negativo de relación que daña su desarrollo.

La organización ha recordado que la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género habla en su exposición de motivos de los efectos que la violencia de género tiene sobre los niños y niñas, pero no los reconoce como lo que son: víctimas de la violencia de género.

En general, concluye el informe, la normativa, los planes y documentos técnicos sobre la violencia de género no contemplan a los niños y niñas como víctimas en sus acciones, sino que los contempla sólo como agravantes de la pena al agresor o como añadido a las medidas de protección para la mujer.

Es por ello que Save The Children ha exigido, entre otras cosas, que se optimicen los recursos existentes y reforzar los recursos de atención no residencial a las mujeres y niños y niñas, en la línea de las medidas destinadas a que puedan permanecer en su domicilio, que se promuevan los programas de tratamiento terapéutico para las mujeres, niños y niñas víctimas de violencia de género así como para los agresores.