inicio noticias Formación en Nutrición para profesionales de Níger: ¿Objetivo? Combatir los efectos del hambre

Formación en Nutrición para profesionales de Níger: ¿Objetivo? Combatir los efectos del hambre

9 de Mayo de 2016 | Educación, Educación al desarrollo

formacion en nutricion accion contra el hambre

Acción contra el Hambre y la Obra Social La Caixa han participado en la puesta en marcha de un Máster especializado en Nutrición dirigido a profesionales de Níger. La meta es que estos puedan ayudar a combatir los efectos negativos del hambre y de la deficiente alimentación. Esta dura realidad les afecta no solo a nivel físico, sino también tiene consecuencias psicológicas y sociales clave para el desarrollo de la población nigerina.

Esta propuesta formativa se está impartiendo en el Instituto de Salud Pública de Niamey y desde que se puso en marcha, en el año 2013, han podido pasar por estas aulas hasta 77 alumnos, en su mayoría mujeres. En un reciente fotoreportaje realizado por el diario El País se ponía cara y se daba la palabra a algunos de estos estudiantes: Aishatou Ibrahim, de 25 años, que ha trabajado en distintas ONG’s y está cursando el master porque dice necesitar “un nivel superior para comprender mejor el problema”; Jamila Mahamadou Abdoula, que acaba de terminar estos estudios de especialización y querría “trabajar en alguna ONG o para algún organismo internacional, me gusta la acción humanitaria”; Mahamadou Adamou, de 43 años, que ha culminado ya este posgrado y cuenta con amplia experiencia como enfermero y responsable de un centro de salud.

El problema en relación a este tema es muy grande. La desnutrición afecta en Níger a un 15% de los niños, especialmente en regiones como Maradí, ZInder, Diffa y Tahoua. Acción contra el Hambre trabaja en estas zonas para intentar paliar, en la medida de lo posible, los efectos de la malnutrición. Uno de ellos es el retraso en el crecimiento, realidad que afecta al 45% de los pequeños nigerinos.

Este es uno de los grandes retos que afrontan las ONG’s que trabajan sobre el terreno así como del país en sí. Níger es un lugar en el que la mayor parte de los habitantes vive de la agricultura, siempre dependientes de la climatología y los precios que marca el mercado. A la grave situación hay que añadir el hecho de que se trata de una de las regiones del mundo con una tasa de fertilidad más alta, con una media de siete hijos por mujer. El presidente nigerino lo tiene claro. Mahamadou Issoufou ha señalado que la erradicación del hambre ha de ser y es una de las prioridades del Gobierno.