inicio noticias Los desastres naturales, otro desafío mundial

Los desastres naturales, otro desafío mundial

16 de Septiembre de 2015 | Todas

Europa Press/Madrid

Ayuda en Acción pide la reducción de desastres en las escuelas

Más de 200 millones de personas resultaron damnificadas por los desastres naturales ocurridos durante los últimos 20 años en todo el mundo, en su mayoría causados por fenómenos de origen hidrometeorológico. Así lo recordó la Fundación Intervida con motivo de la celebración del Día Mundial para la Reducción de los Desastres Naturales, una tarea que sigue siendo un reto global.

“Pese a que se va reconociendo cada vez más la importancia de la reducción del riesgo de desastres y han aumentado los medios de respuesta, los desastres y en particular la gestión del riesgo, siguen representando un desafío mundial”, señaló Intervida en un comunicado, donde hizo hincapié “en la necesidad de coordinar estrategias para reducir el impacto de los desastres naturales de mediana y gran magnitud en el planeta”.

Intervida recordó que el sureste asiático es, tanto por su situación geográfica como por su vulnerabilidad, “una de las regiones más duramente golpeada” por fenómenos naturales como tormentas, inundaciones, terremotos, tsunamis, ciclones, tifones, erupciones volcánicas y desprendimientos que en los últimos años están aumentando por el cambio climático.

“Ante la previsión de los expertos de que estos fenómenos naturales van a intensificarse a causa del calentamiento del planeta, Intervida ha apostado por incluir en sus programas de desarrollo en Asia la prevención y el manejo de desastres naturales como medida para fortalecer la resistencia de las comunidades y reducir su vulnerabilidad ante futuros riesgos”, informaron en su nota.

Reconstruir India y Filipinas

Por esta circunstancia, la Fundación trabaja activamente en Filipinas, uno de los países con más volcanes activos del planeta, a través de un programa de prevención y respuesta frente a desastres naturales como erupción del volcán Mayón, el más activo del país, el azote de un tifón o la llegada de un tsunami, todos ellos fenómenos habituales en esta región.

“Recientemente, el tifón ‘Xangsane’ golpeó el país dejando más de 200 víctimas y numerosos daños sociales y económicos. En la isla de Luzón, la más afectada por el tifón, más de 43 millones de personas todavía intentan recuperar la normalidad después de quedarse sin electricidad, agua ni comunicaciones, que se van restableciendo lentamente”, explicó Intervida.

La organización humanitaria trabaja también en las zonas del sur de la India que fueron golpeadas por el tsunami que el 26 de diciembre de 2004 asoló el sureste asiático y dejó más de 18.000 muertos, en su mayoría niños.

Allí Intervida trabaja en la reconstrucción de Muttom, un pueblo pesquero de 10.000 habitantes a las orillas del Estado de Tamil Nadu, y hasta el momento han construido 264 nuevas casas y rehabilitado otras 286, entre otras iniciativas. Además, pusieron en marcha un proyecto de recuperación psicológica especialmente dirigido a los niños para que pudieran olvidar lo antes posible el horror vivido.