inicio noticias Las Ong se autorregulan a partir de la transparencia

Las Ong se autorregulan a partir de la transparencia

16 de Septiembre de 2015 | Todas

EP/Madrid
Greenpeace, Survival,  Amnistía, Save The Children, Oxfam, y otras seis Ong se han unido para lanzar un Código de Conducta para organizaciones no gubernamentales, lo que supondrá nuevos criterios de transparencia y comportamiento ético en la recogida de fondos, sus informaciones y campañas.

El Código, que esperan que todas las demás ONG firmen, nace de la conciencia por parte de estas organizaciones de la gran presión que pueden ejercer tanto sobre la opinión pública como en las políticas gubernamentales y, por lo tanto, es reflejo de la importancia de que cuenten con una “gran responsabilidad en términos de transparencia y compromiso ético” debido a ese gran poder con el que cuentan en la sociedad actual.

Con siete páginas de longitud, el Código de conducta comienza con la presentación de las once ONG que lo han lanzado, todas con delegaciones a lo largo de distintos países con diferentes culturas con un gran abanico de sistemas “políticos, sociales y económicos”.

Refleja su compromiso con la excelencia, la transparencia y la responsabilidad social y para demostrarlo las ONG se centrarán en identificar y definir los principios y políticas compartidas; promover la transparencia y la responsabilidad tanto interna como externa; fomentar la comunicación con los ‘stakeholders’ así como la eficiencia como organización.

Entre sus grupos de interés, según el Código, figuran los ciudadanos en general, los ecosistemas, sus miembros, empleados y voluntarios, las organizaciones que contribuyen con fondos, las organizaciones socias y los medios de comunicación.

Así, reconocen como “esencial” la transparencia y la responsabilidad “ya se trate de Gobiernos, empresas u ONG”. Este Código no sustituirá los códigos existentes, ni las normas o principios de cada una.

Nueve principios
El respeto a los Principios Universales es el primer criterio de este nuevo Código. Las ONG intentarán avanzar en leyes nacionales e internacionales que promuevan los Derechos Humanos, la protección del ecosistema y el desarrollo sostenible. En este sentido, destacan la importancia de su posición donde las leyes sean más laxas en esta materia.

Los cuatro siguientes principios hacen referencia a la independencia política y financiera, al apoyo responsable, a la puesta en marcha de programas efectivos y a la no discriminación en el ejercicio de sus actividades.

El sexto Principio se refiere a la Transparencia tanto en su estructura, su misión, sus políticas como sus actividades. Dentro de la transparencia, se refiere concretamente al ‘reporting’, la auditoría de sus Informes anuales y la precisión de la información aportada.

El siguiente tiene que ver con el Buen Gobierno. En este punto, el Código de Conducta señala que cada organización tendrá al menos un cuerpo de gobierno que supervise y evalúe al jefe ejecutivo además de todos los programas. Asimismo, definirá la estrategia y asegurará que los recursos se usan de manera eficiente y se reunirá de manera regular con los miembros y los directivos de la ONG.

‘Recogida ética de fondos’ es el título del octavo Principio. En este marco, las ONG se comprometen a respetar los derechos de los donantes a ser informados sobre las causas a las que se destinan sus donaciones así como su anonimato “excepto en el caso de que la donación sea tan grande que pueda ser relevante para su independencia”.

Por último, el Código refleja la necesidad de contar con una “gestión profesional” de la organización así como “efectiva” con el objetivo de promover la excelencia en todas las actividades. Dentro de este último Principio figura el control financiero, los sistemas de evaluación, la crítica pública, los recursos humanos, la corrupción y el respeto a la integridad sexual y la no discriminación.