inicio noticias La guerra contra el terror frena los recursos para el desarrollo

La guerra contra el terror frena los recursos para el desarrollo

16 de Septiembre de 2015 | Todas

EP/Madrid

Amnistía Internacional (AI) aseguró que 2005 fue “un año de contradicciones” en el que “junto a los signos de esperanza para los Derechos Humanos hubo ambigüedades, engaños y promesas incumplidas” por parte de los Gobiernos. Asimismo, advirtió de los “costes reales” causados por la guerra contra el terrorismo, ya que está desviando importantes recursos “que debían haberse dedicado a combatir las crisis humanitarias”.

“Los Gobiernos defienden los Derechos Humanos por un lado y los erosionan por otro”, declaró en Madrid el director de Amnistía Internacional-España, Esteban Beltrán, durante la rueda de prensa de presentación del ‘Informe 2006. El estado de los Derechos Humanos en el mundo’.

Entre los avances destacados por Beltrán figuran el descenso del número de conflictos armados en el mundo, aun recordando que “millones de personas siguen sufriendo en 21 países” a causa de guerras internas, y la abolición de la pena de muerte en Liberia y México, con los que ya son 122 los Estados abolicionistas en el mundo.

Aparte, en cuanto a la lucha contra la impunidad, el Tribunal Penal Internacional (TPI) dictó orden de captura contra los cinco principales dirigentes del Ejército de Resistencia del Señor (LRA) por crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra en el norte de Uganda. Asimismo, la organización destaca también la entrega a la Justicia internacional del ex presidente liberiano Charles Taylor, el arresto domiciliario impuesto contra el ex presidente chileno Augusto Pinochet y la orden de detención internacional contra el ex presidente peruano Alberto Fujimori.

La “doblez” de Europa

El Informe destaca también que el tribunal de máxima instancia en el Reino Unido rechazase un plan del Gobierno para utilizar confesiones obtenidas en condiciones susceptibles de sufrir tortura y que el Consejo de Europa y el Parlamento Europeo abrieran sendas investigaciones sobre la participación europea en las “entregas extraordinarias” dirigidas por Estados Unidos y sobre el traslado ilegítimo de detenidos a países donde corrían peligro de ser torturados o sufrir otros abusos.

Estas informaciones, recuerda AI, permitieron que saliera a la luz la implicación de algunos Gobiernos europeos con Estados Unidos en estos llamados ‘vuelos de la CIA’ y en la transferencia de prisioneros a Estados como Egipto, Jordania, Marruecos, Arabia Saudí y Siria, países en los que, según Amnistía, “se sabe que se practica la tortura”.

No obstante, Beltrán denunció la “doblez” de los países europeos, ya que las propias investigaciones del Parlamento Europeo han demostrado la “connivencia con Estados Unidos por parte de algunos Gobiernos europeos” en lo referente a los vuelos de la CIA. “La UE ha mostrado su preocupación por los Derechos Humanos fuera de sus fronteras, pero ha hecho la vista gorda ante los abusos cometidos por sus propios socios políticos y comerciales”, prosiguió.

“Cuatro de los cinco miembros parmanentes del Consejo de Seguridad viven en la hipocresía y en el doble rasero y hacen la vista gorda ante los abusos cometidos en la guerra contra el terrorismo, cuando no los impulsan”, aseveró, en referencia a Estados Unidos, Reino Unido, Rusia y China. “Los Gobiernos defienden los Derechos Humanos por un lado y los erosionan por otro”, añadió.

Por otra parte, aunque el centro de detención de la base de Guantánamo no haya sido cerrado todavía, Beltrán destacó que “prácticamente todos los Gobiernos del mundo han pedido su cierre”. Es necesario “echar llave y cerrer la cárcel de Guantánamo”, aseveró el director, quien insistió en que “Estados Unidos debe dar a conocer también los nombres y el paradero de sus detenidos en centros secretos”.

En este sentido, como ejemplo de las contradicciones entre esperanzas y decepciones, Beltrán lamentó que el Senado de Estados Unidos, que el año pasado aprobó una legislación que reafirma la prohibición de la tortura y los malos tratos, se haya opuesto a que los casos de Guantánamo sean revisados por un tribunal federal.

Asimismo, Beltrán indicó que en 104 países del mundo se constataron casos de torturas, a pesar de que casi todos los Estados han ratificado la Convención contra la Tortura. Sólo en Europa se detectaron torturas y malos tratos en 29 países y reclusiones sin juicio previo en seis (entre ellos Rusia, Grecia y Reino Unido).

Aparte, el director de AI-España denunció la “brutalidad” con que han actuado los grupos armados de oposición en todo el mundo. “El terrorismo es inexcusable e inaceptable”, aseveró Beltrán, quien recordó que desde la invasión estadounidense se ha registrado en Irak el secuestro de 490 extranjeros y de “miles de iraquíes”.

En esta controposición entre esperanzas y decepciones, el Informe señala que mientras en 2005 se vivió una de las mayores movilizaciones de la sociedad civil en la lucha contra la pobreza y a favor de los derechos económicos y sociales, la cumbre de la ONU, en la cual se examinaron los avances en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), “puso de manifiesto el estrepitoso fracaso de los Gobiernos a la hora de lograr una actuación acorde a las promesas contraídas”.

“A medida que aumentan las inversiones en seguridad y armamento, disminuye el dinero para salud, educación y vivienda”, declaró Beltrán. “Los Objetivos del Milenio han sido desplazados por la guerra contra el terrorismo”, añadió. Al respecto, destacó como ejemplo que “el 25 por ciento del presupuesto de Eritrea está destinado a gasto militar”.

Vuelos de la CIA

El director adjunto del ‘Diario de Mallorca’, Matías Vallés, galardonado este año con el Premio Ortega y Gasset de Periodismo y cuyo periódico dio a conocer los vuelos secretos de la CIA que hicieron escala en el aeropuerto de Palma de Mallorca, afirmó durante la rueda de prensa que “Europa no ha quedado al margen de la era Guantánamo”.

Según Vallés, al menos 116 aviones llegados a Guantánamo con prisioneros procedían de Palma de Mallorca y “sólo en los vuelos de Palma de Mallorca han sido identificados alrededor de 40 tripulantes, muchos de ellos con pasaporte gubernamental de Estados Unidos, que sólo se emite en circunstancias muy restringidas”.

Asimismo, recordó que en agosto del año pasado, uno de esos vuelos aterrizó en la capital balear coincidiendo con la estancia de la familia real en Mallorca, cuando “la isla está prácticamente blindada y las medidas de seguridad son extremas”, lo que a su juicio revela implicaciones políticas que se deberían investigar. “Me pregunto si en la guerra contra el terrorismo los Gobiernos no se han contagiado de los métodos de los terroristas”, manifestó.

Colombia

Por su parte, el periodista colombiano Hollman Morris, director del programa televisivo de investigación CONTRAVÍA y quien ha recibido numerosas amenazas de muerte por sus informaciones críticas con el Gobierno de Álvaro Uribe bajo la acusación de ser un aliado de la guerrilla, informó de que la guerra civil de su país “se ensaña especialmente con los civiles”.

“Por cada uniformado muerto en conflicto armado mueren ocho civiles”, aseguró. “Es una guerra contra la población civil por parte de todos los actores armados, las fuerzas de seguridad y los grupos armados irregulares, sean de izquierda o de derecha”, añadió.

El periodista aseguró que tanto él como otros dos periodistas recibieron recientemente amenazas de muerte en forma de corona fúnebre. Uno de los periodistas, Daniel Coronel, pudo comprobar junto a su equipo de investigación que una de las amenazas le llegó a través del ordenador de un ex parlamentario, huido por narcotráfico y amigo tanto del fallecido narcotraficante Pablo Escobar como del propio Álvaro Uribe.