inicio noticias INTERVIDA recuerda que cada hora mueren más de 500 niños menores de 5 años por causas relacionadas con la desnutrición

INTERVIDA recuerda que cada hora mueren más de 500 niños menores de 5 años por causas relacionadas con la desnutrición

16 de Septiembre de 2015 | Todas

Madrid (07/04/2008). Todavía hoy, casi diez millones de niños mueren cada año antes de cumplir los 5 años, casi todas ellos en los países en vías de desarrollo. Las consecuencias de la desnutrición están relacionadas en el 50% de estas muertes, según datos de UNICEF. INTERVIDA quiere recordar, con motivo del Día Mundial de la Salud, que esto significa que cada hora mueren en el mundo más de 500 niños por causas relacionadas con la desnutrición. Se da la paradoja de que mientras en unas regiones del planeta millones de niños están desnutridos, en otras como en España, estudios del Ministerio de Salud y Consumo estiman que un 8.5% de los niños de entre 2 y 17 años sufren obesidad y el 18% tiene sobrepeso. 

En El Salvador, donde INTERVIDA está llevando a  cabo proyectos de salud y nutrición en las comunidades más desfavorecidas, estimaciones del PMA y la CEPAL calculan que en el periodo entre 1940 y 2004, más de 400.000 muertes de niños menores de 5 años estuvieron asociadas a la desnutrición. Los primeros años de vida de un niño son cruciales para su desarrollo. Las deficiencias nutricionales que sufren en este periodo afectan a su salud y supervivencia. Así, la falta de vitamina A, por ejemplo, aumenta en un 25% el riesgo de muerte de un niño. Además, los niños desnutridos tienen menos defensas para afrontar las enfermedades, incluso aquellas más comunes como diarreas, infecciones respiratorias y anemias, y más probabilidades de desarrollar enfermedades crónicas cuando sean adultos.

Invertir en una buena nutrición supone mejorar la educación de los niños, mejorar la productividad de las generaciones venideras y reducir el costo en salud. Por ejemplo, cálculos recogidos en un informe del PMA y la CEPAL estiman que en El Salvador si se cumpliese la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de reducir a la mitad la desnutrición para 2015, los ahorros serían de hasta 133 millones de dólares. 

En los departamentos de La Libertad, La Paz, Usulután y San Vicente, la desnutrición crónica en niños menores de 5 años oscila entre el 10% y el 20%. INTERVIDA puso en marcha en estos hace dos años, actividades de salud y nutrición que benefician en la actualidad a 600 niños y a más de 700 familias. El objetivo principal es dar una atención nutricional a niños menores de 2 años y a mujeres embarazadas. Para ello, cada año se les realiza un diagnóstico nutricional que se complementa con el monitoreo mensual de peso y talla de los niños. Además, se analizan los factores de riesgo de enfermedades y se detectan las deficiencias nutricionales y vitamínicas para poder elaborar planes de alimentación y se administra tratamiento en los casos necesarios.

También hay un importante trabajo de capacitación en salud y alimentación con las familias, en especial con las madres, para enseñarles a aprovechar al máximo los alimentos disponibles en el hogar y en la comunidad, buscando siempre el mayor valor nutritivo posible. Ya se están obteniendo algunos resultados esperanzadores: hay 176 voluntarios capacitados en nutrición que replican lo que han aprendido en sus comunidades; se ha constatado un aumento del número de consultas nutricionales al haber mayor conciencia por partes de los padres; y lo que es más importante, se ha conseguido mejorar el estado nutricional de los niños respecto al 2007. Por ejemplo, en una zona en concreto el porcentaje de niños atendidos que presentan un estado nutricional normal, ha pasado de un 69% en 2007 a un 80% en 2008. Además, los casos atendidos por desnutrición leve han descendido de un 24% a un 17% y los de desnutrición moderada lo han hecho de un 7% a un 3%.

En el departamento de Morazán la situación se agrava ya que es el tercero del país con mayor incidencia de desnutrición crónica en menores de 5 años y presenta también un problema de seguridad alimentaria. INTERVIDA lleva un año trabajando para atender a cerca de 2.000 niños de entre 0 y 10 años, a mujeres embarazadas y a sus familias. Al igual que en otros departamentos a todos ellos se les realiza un diagnóstico y se realizan las demás actividades mencionados anteriormente, pero   en Morazán hay un importante componente de producción agropecuaria.