inicio noticias Infancia sin Fronteras transporta a Níger 50 toneladas de comida desde España a través de Benin

Infancia sin Fronteras transporta a Níger 50 toneladas de comida desde España a través de Benin

16 de Septiembre de 2015 | Todas

Infancia sin Fronteras ha podido constatar sobre el terreno la dramática situación de la población, concretamente la de las madres y los niños, entre los que existe un índice de mortalidad de un 300 por 1000 en menores de cinco años. La realidad diaria exige una actuación inmediata para intentar frenar esta trágica situación a la que se ha llegado.

De este modo, Infancia sin Fronteras se instaló en Maradi para dar atención a cinco poblados: Batata, Kounyago, Dambako, Guidan Calgo y Dakoro, labor que lleva desarrollando desde el pasado mes de octubre.

Tras diversas actuaciones y desplazamientos en la zona, ISF continua trabajando para intentar paliar la terrible hambruna y conseguir ayuda sostenida para estos niños.

Gracias a la desinteresada colaboración de un grupo de harineras navarras y la ayuda de la Comunidad de Valencia, se han conseguido transportar 48.000 kilos de alimentos que salieron del puerto de Sagunto (Valencia) el pasado día 30 de diciembre, dirección a Cotonou (Benin). A su llegada, se trasladaron a Níger por carretera en cinco camiones para llegar a Maradi (al sur del país) el próximo jueves día 2 de marzo.

Los 48.000 kilos de ayuda están compuestos de: Harina de trigo (24.000 kilos), arroz (7.500 kilos),leche en polvo (510 paquetes), galletas (120 paquetes), Cereales(56 kilos)y pasta trigo(1.100 kilos).

A la llegada de los camiones a Maradi, se procederá al reparto de comida en los poblados para atender a casi 4.000 niños del siguiente modo:

Distribución de las raciones diarias de comida para poder alimentar a los niños, raciones que son preparadas y distribuidas por las propias madres.

El segundo modo de actuación se lleva a cabo en los poblados donde resulta más fácil el acceso, a los cuales llevaremos los alimentos con los que las propias madres elaboran una papilla compuesta de leche, harina de mijo, azúcar y aceite para comer ellas y sus hijos. Además, ISF está llevando a cabo un censo de todos los niños de esta zona, para poder establecer un control de los mismos.

El objetivo principal de este viaje es dar a conocer la situación de la población de Níger, especialmente de los niños y concienciar a la sociedad de lo importante que es ayudar e iniciar una campaña de apadrinamiento para conseguir apadrinar a 4.000 niños de estos poblados y, de ese modo, poder asegurarles una ayuda sostenida a largo plazo a través del teléfono.