inicio noticias AI se congratula de la creación del Consejo de DDHH de la ONU

AI se congratula de la creación del Consejo de DDHH de la ONU

16 de Septiembre de 2015 | Todas

Amnistía Internacional en un comunicado, manifestó su satisfacción por la abrumadora mayoría con la que se aprobó en votación en la Asamblea General de la ONU, el establecimiento de un nuevo Consejo de derechos Humanos. Con esta votación, según la organización, los Estados miembros de la ONU han dado un paso histórico hacia el fortalecimiento de la maquinaria de derechos humanos de las Naciones Unidas.

En el comunicado, AI también lamenta que el gobierno estadounidense haya decidido votar en contra de la resolución. Sin embargo, el resultado de la votación, con 170 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones, demuestra un respaldo internacional inequívoco hacia el Consejo.

“Es una victoria para la protección de los derechos humanos en todo el mundo”, manifestó Yvonne Terlingen, representante de Amnistía Internacional ante la ONU, “aunque lo más difícil del trabajo no ha hecho más que empezar. Resulta alentador escuchar que, pese a haber votado contra la resolución, el gobierno de Estados Unidos cooperará con el Consejo y lo respaldará”.

La siguiente tarea consiste en que todos los Estados trabajen juntos en la elección para el Consejo de unos miembros que estén firmemente comprometidos con el respeto y la defensa de los derechos humanos y decididos a garantizar un Consejo fuerte y efectivo.

Las elecciones al Consejo se realizarán mediante votación individual secreta, y los miembros deberán obtener mayoría absoluta por parte de la Asamblea General. Los grupos regionales tienen la responsabilidad de garantizar que en las elecciones al Consejo se respeta el espíritu de transparencia. Debe cesar la práctica anterior, utilizada en la Comisión de Derechos Humanos, en la que los grupos regionales presentaban listas cerradas de países inmediatamente antes de las elecciones.

“Todos los países que resulten elegidos para el Consejo deben defender y respetar las normas más elevadas de derechos humanos, deben cooperar plenamente con el Consejo y deben aceptar que se revise su propio historial de derechos humanos mientras pertenezcan a este nuevo órgano. Cualquier país que no esté dispuesto a cumplir estos requisitos debe abstenerse de presentar su candidatura”, ha declarado Yvonne Terlingen.