inicio noticias AI crea una web para denunciar la represión de gobiernos y empresas en Internet

AI crea una web para denunciar la represión de gobiernos y empresas en Internet

16 de Septiembre de 2015 | Todas

EP/Madrid

La represión en la Red tiene un nuevo espacio donde denunciarla. La ONG Amnistía Internacional (AI) acaba de lanzar una página web en la que denuncia que numerosos gobiernos de todo el mundo reprimen a las personas que utilizan Internet para comunicar sus opiniones o para obtener informaciones, llegando al extremo de encarcelar a los usuarios de la red. Entre los ejemplos, señala a Google, Yahoo o Cisco Systems. En esta página las víctimas de estos abusos podrán denunciar su caso.

En la web puede leerse el lema ‘Algunas personas piensan que internet supone un riesgo: lucha a favor de la libertad de expresión en el ciberespacio’ al mismo tiempo que sirve de foro de denuncia de numerosos casos de represión en todo el mundo.

Uno de estos casos es el del tunecino Sami Ben Gharbia, que cree que la represión “es mala” tanto para los gobiernos -“porque piensan que pierden el control de la información e intentan restringir el acceso a internet”- como para sus víctimas -“individuos que son encarcelados simplemente por usar internet para compartir información”. Gharbia, que vive en los Países Bajos como refugiado político, tuvo que huir de su país en 2003 por difundir sus opiniones a través de la red.

Por su parte, el director de campañas de AI, Tim Hancock, mencionó el caso de China, “un país que permite el crecimiento económico pero no la libertad de expresión”. En declaraciones recogidas por el periódico británico ‘The Observer’, Hancock denunció que existen “muchos países que bloquean sitios y detienen a ‘bloggers'”.

“Tenemos que actuar para que la situación cambie. Cada vez son más los gobiernos que comprenden la utilidad de controlar la red, a la que acceden millones de personas”, señaló. “Los internautas deben luchar para tener acceso a todo tipo de contenidos, no sólo los que quieran nuestros gobernantes”, prosiguió.

De cualquier manera, Hancock reconoció que el acceso a la información debe tener ciertos límites, ya que hay páginas que promueven el racismo, la violencia o la pornografía infantil.

Colaboración empresarial

Por otro lado, el director de campañas de AI denunció que empresas como Sun Microsystems, Nortel Networks, Cisco Systems, Yahoo o Google “ayudan a los Gobiernos a censurar internet o a localizar a usuarios individuales”.

Precisamente algunas de estas compañías, en colaboración con instituciones académicas, fondos de inversión éticos y organizaciones de Derechos Humanos y libertad de prensa, se unieron a principios de año para redactar un código ético con el objetivo de “salvaguardar el derecho a la libre expresión y la privacidad de los usuarios de la red”.

Con este código se podrían evitar casos como el ocurrido el año pasado cuando un periodista fue detenido en China gracias a los datos proporcionados por Yahoo. La empresa entregó a las autoridades de este país datos sobre su conexión a internet y su dirección de correo electrónico. El periodista utilizó Yahoo para enviar información “compremetedora” sobre el gobierno chino.

Según AI, Google también ejerce en China una “autocensura” sobre la información proporcionada a los usuarios para “cumplir con las leyes” de ese país, aunque la compañía desmiente estar colaborando con las autoridades facilitando datos personales de usuarios.

Anteriormente, en 2004, Microsoft dio a conocer a las autoridades israelíes información sobre el activista antinuclear Mordechai Vanunu, sin conocimiento ni consentimiento de éste. Los datos se utilizaron para procesar a Vanunu por mantener contactos con los medios de comunicación extranjeros.