inicio noticias Trump acaba con el sueño americano de los dreamers

Trump acaba con el sueño americano de los dreamers

6 de Septiembre de 2017 | Defensa derechos humanos, Inmigrantes

Donald Trump arrasa con propuestas allá donde pisa. Esta vez nadie ha podido detenerlo. El presidente estadounidense ha puesto fin al programa que permite permanecer legalmente en Estados Unidos a los llamados dreamers (soñadores), inmigrantes sin papeles que llegaron al país siendo menores.

Un acto que conllevará un gran impacto político debido a las deportaciones que con ello proceden. El presidente concedió una prórroga de seis meses mientras el Congreso halla una salida a los 800.000 afectados.  Un recurso que dota de complicaciones, que además, en cualquier caso, aunque llegue a buen puerto, el presidente lo tiene claro. ¡Que nadie se equivoque, vamos a poner el interés de los ciudadanos estadounidenses primero!, tuiteó Donald Trump.

El principal objetivo de Trump es la inmigración. Primero fue el muro, seguido de los musulmanes. Ahora, los dreamers. Un colectivo, casi el 80% de origen mexicano, que encarna como muchos el sueño de integración que dese su nacimiento ha representado América.

Cerca de 80.000 jóvenes registrados a los que se les prometió “amor” y les prometieron que no debían de preocuparse. Ahora, todos esos mensajes esperanzadores les dan la espalda y se mantienen en la cuerda floja a espera de un Congreso decida su suerte.

A pesar de todo, existen datos esperanzadores para el programa DACA. Unas encuestas muestran que en la zona templada de su electorado la medida es vista con horror. El 78% de los votantes registrados, es favorable a la regularización de los dreamers.

Así, los beneficiarios del programa DACA deben haber entrado en el país siendo menores de 16 años y vivir permanentemente en el país desde 2017. También se les exige no haber tenido antecedentes y que estén estudiando o hayan tenido bachillerato terminado.

Cumplidas las reglas, estos jóvenes ven ahora un horizonte más lejano en cuanto a su futura deportación se refiere. Por otra parte, figuras destacadas republicanas como el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan ha pedido a Trump que deje a los parlamentarios tomar las medidas que ellos consideren: “Estamos hablando de menores que no conocen otro país ni otro hogar. Viven en un limbo que requiere de una solución legislativa”.