inicio noticias ONG africanas critican a la UE de hipocresía en las ayudas a la inmigración

ONG africanas critican a la UE de hipocresía en las ayudas a la inmigración

16 de Septiembre de 2015 | Todas

EP/Las Palmas de Gran Canaria
Representantes de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) de Senegal, Mauritania, Marruecos y Cabo Verde denunciaron este fin de semana en la capital grancanaria la “hipocresía” de las supuestas ayudas europeas al desarrollo de su continente porque “no llegan realmente a la población más necesitada”, llegándose incluso al caso de que “muchas se quedan en realidad en el cajón” de los fondos comunitarios de Bruselas.

El director del Centro Nacional de Desarrollo y Alfabetización (CNDA) de Marruecos, Jamal El Aschmit, junto al director de la Asociación Mauritana para la Promoción Familiar (AMPF), Ismael Cheikh, y el director del Consejo de Organizaciones No Gubernamentales de Apoyo al Desarrollo (CONGAD) del Senegal, Boubacar Seck, criticaron el “doble rasero” de la Unión Europea (UE) en particular y de los países ricos en general al anunciar ‘a bombo y platillo’ sus paquetes anuales de ayudas económicas a los países africanos, ayudas que en “muchos casos no llegan a los más necesitados y sobre las que no existe control alguno de verificación” por parte de Bruselas.

Los representantes de dichos organismos africanos criticaron que las ayudas a los agricultores africanos no sirvan para mucho porque al mismo tiempo que son ayudados por Europa, empiezan a introducirse productos agrícolas europeos que son más competitivos en sus precios por contar los agricultores europeos con maquinaria moderna y una “mano de obra barata que encima viene del África y es contratada de forma irregular y sin ningún control”.

Aschmit, Cheikh y Seck agradecieron el esfuerzo de las ONGs canarias y españolas, así como de los gobiernos regional y estatal, para impulsar proyectos de cooperación y de ayuda al desarrollo de sus respectivos países, pero advirtieron al mismo tiempo que varios de esos proyectos son considerados prioritarios por dichas ONGs, mientras que para sus homólogas africanas y sus gobiernos no son una prioridad porque tienen necesidades mucho más perentorias.

Desde su punto de vista, es fundamental impulsar el partenariado en las acciones de ayudas económicas para así obligar a los europeos a compartir sus negocios con sus nuevos socios africanos, y alertaron que la globalización económica está haciendo perder competitividad a los agricultores y a otros negocios de su continente por la entrada sin aranceles de los productos de sus competidores comunitarios.

Aseveraron que es necesario que los gobiernos africanos cuenten con suficiente organización y ayudas económicas para poder actuar en el objetivo común de propiciar el desarrollo socioeconómico de sus respectivas poblaciones y reiteraron una y otra vez que el principal problema es que las ayudas europeas en particular, y las del mundo desarrollado en general, “no tienen impacto real sobre la población porque no les llegan en realidad”.

Por último, abogaron porque se establezcan mecanismos de control y verificación de la llegada al destino previsto de las ayudas económicas al desarrollo social y económico de África, además de impulsar labores de ‘limpieza’ de sus gobiernos para que los mismos realicen una gestión pública “transparente y democrática”, y demandaron que las ONGs africanas estén presentes en los organismos institucionales que se encargan de distribuir dichas ayudas para ejercer así un mayor control sobre las mismas.