inicio noticias Más de 200 familias en riesgo de exclusión social participarán en las actividades de Barró para mejorar su desarrollo personal y comunitario

Más de 200 familias en riesgo de exclusión social participarán en las actividades de Barró para mejorar su desarrollo personal y comunitario

16 de Septiembre de 2015 | Todas

Pese a que este nuevo curso está marcado por los recortes, tanto por parte de la Administración Pública como por parte de entidades privadas que han reducido sus ayudas, la Asociación Barró reitera su compromiso de seguir atendiendo a las familias de los distritos de Vallecas y Ciudad Lineal de Madrid.


 


Barró atiende cada año a más de 1.200 personas, entre adultos y menores, lo que supone que un total de 228 familias. Estas cifras convierten a la Asociación en una entidad referente para los vecinos de la zona, quienes asisten a la entidad no sólo por derivación, sino en muchos casos por iniciativa propia.


 


Se trata de familias en situación de exclusión social que participan en diferentes proyectos socieducativos que ayudan a su desarrollo personal y comunitario, de una manera integral y  en igualdad de oportunidad, para lograr una mejor inclusión social.


 


Esta misma semana han comenzado ya todos los proyectos con una gran acogida por parte de los usuarios. Barró por su parte afronta el curso como un reto cuyo motor de motivación son los positivos resultados que se obtienen cada año.


 


Con respecto al trabajo con menores y familias, la Asociación Barró ha logrado reducir el absentismo escolar de los menores que asisten a los proyectos, así como un alto grado de participación de las familias en las convivencias vecinales.


 


En cuanto al trabajo con inmigrantes, se ha conseguido que se mejore la convivencia entre los vecinos de diferentes nacionalidades,  y que se sientan cada vez más integrados participando activamente y autogestionando actividades en su barrio.


 


Y en el trabajo con minorías étnicas, la mejora del nivel educativo y las habilidades sociales les abre a los usuarios las puertas del empleo, e  influye directa y positivamente en su entorno familiar.


 


Dichos proyectos se dividen según los colectivos atendidos, e incluyen diferentes actividades:


–          infancia y familia: apoyo y refuerzo escolar, salidas culturales, ludotecas, talleres, actividades deportivas, entre otras


–          inmigrantes: intervención sociocomunitaria, apoyo curricular, talleres y salidas culturales , entre otras


–          minorías étnicas: alfabetización, prevención de salud, taller de nuevas tecnologías, preparación para el Graduado, habilidades sociales, entre otras


–          mediación social: visitas a las familias, resolución de conflictos, convivencias, entre otras


–          voluntariado: programas de acogida, participación, reflexión y formación.