inicio noticias Más de 2.000 menores, en centros de detención de inmigrantes en Reino Unido

Más de 2.000 menores, en centros de detención de inmigrantes en Reino Unido

16 de Septiembre de 2015 | Todas

EP/Londres
Varias ONG británicas denunciaron este martes que cada año se retiene en los centros de detención de inmigrantes en Reino Unido a más de 2.000 menores, por lo que solicitaron al Gobierno que desarrolle alternativas a la custodia para los inmigrantes menores de 18 años.

En un estudio realizado por Save the children, Refugee Council y Bail for Immigration Detainees, que recoge la BBC, las ONG califican de “inhumana e innecesaria” la detención de los inmigrantes menores de edad, al tiempo que piden al Ministerio de Interior que revele el número exacto de niños que están detenidos junto a sus familias. El Home Office ha afirmado en el pasado que aunque la detención es una parte esencial en el sistema de inmigración en Reino Unido, se intenta no recurrir a ella cuando hay niños de por medio.

Según indicó el director legal de Bail for Immigration, Tim Baster, a BBC News, los servicios de inmigración pueden tener detenidos a niños durante meses sin acudir a los tribunales. “Debemos defender a esos niños, que son los únicos en este país que pueden ser encerrados sin ningún proceso legal y sin haber cometido ningún delito”, aseveró, subrayando que “la detención de menores es moralmente equivocada y debe cesar inmediatamente”.

En su informe, las ONG propone alternativas a la puesta bajo custodia de los menores. La directora ejecutiva del Refugee Council, Maeve Sherlock, defendió que “hay alternativas viables que son menos costosas tanto en términos financieros como humanos”. Asimismo, denunció que en los centros de detención se ha registrado “un alto número de casos de autolesiones”. “Estos lugares causan traumas emocionales y, en definitiva, no son un lugar para un niño”, agregó.

Por su parte, la directora de Save the Children, Jasmine Whitbread, dijo que los niños detenidos sufren pesadillas, depresión y desórdenes alimenticios. “Estos niños, ya de por sí vulnerables, pueden verse sacados a la fuerza de su entorno familiar –hogar, escuela, amigos, ropa y juguetes, y son encerrados sin haber cometido ningún delito”. “Este no es modo de tratar a los niños”, concluyó.