inicio noticias Más de 16.000 jóvenes de El Salvador y Nicaragua participan en proyectos socioculturales de Intervida

Más de 16.000 jóvenes de El Salvador y Nicaragua participan en proyectos socioculturales de Intervida

16 de Septiembre de 2015 | Todas

Madrid (12/08/2008). Hoy se celebra el Día Internacional de la Juventud que sirve para recordar y destacar a este segmento de la población, de entre 15 y 24 años, que supone ya el 18% de la población mundial, según datos de Naciones Unidas. La juventud de muchos países del mundo se está enfrentando a diversas situaciones como la pobreza, la violencia, el analfabetismo, y la falta de oportunidades y de espacios de recreación, entre otros, que dificultan la transición de los jóvenes a la edad adulta. Es necesario apoyar este paso y potenciar el desarrollo de las capacidades de las generaciones jóvenes por el papel crucial que van a jugar como futuro de los países. INTERVIDA está llevando a cabo proyectos dirigidos a jóvenes fomentando espacios de encuentro y socialización a través de su participación activa en actividades culturales, deportivas y de ocio.

Para que los jóvenes puedan tener un buen desarrollo es imprescindible que tengan cubiertas sus necesidades básicas y también aquellas que contribuyen a fortalecer la personalidad e identidad de cada joven como puede ser contar con espacios adecuados para el ocio y la recreación. Esto no es fácil en muchos países donde la inversión para este tipo de actividades es escasa. Un ejemplo de ello está en El Salvador y Nicaragua, países donde las estadísticas oficiales indican que el 19% y el 22% de su población, respectivamente, tienen entre 15 y 24 años. Además de ser países con un importante número de jóvenes, ambos comparten situaciones similares que atañen a la juventud como la de la pobreza, que afecta a un 43% de los jóvenes nicaragüenses y a un 36% de los jóvenes salvadoreños. Otras situaciones comunes a las que se enfrentan son la violencia, el desempleo, la desintegración familiar y la falta de oportunidades de desarrollo.

Ante esta realidad muchos de ellos, al no ver atendidas sus necesidades, corren diversos peligros como el de integrarse en grupos callejeros urbanos, más conocidos como pandillas juveniles o maras, fenómeno bastante extendido en El Salvador. Precisamente en este país, INTERVIDA desarrolla un amplio programa dirigido a más de 14.000 jóvenes a través de las llamadas Casas de Encuentro Juvenil.

Las Casas de Encuentro Juvenil de INTERVIDA, que ya ascienden a 14, son espacios de reunión y convivencia en los que predominan los valores de paz, no violencia, compañerismo y solidaridad. Se trata de que la identidad de esos jóvenes pueda construirse de una manera positiva y participen de su propio desarrollo en un ambiente saludable. Los jóvenes tienen aquí la opción de sacar partido a sus ratos de ocio, mejorar su conocimiento de la cultura y obtener una formación integral. Para ello, se les brinda la oportunidad de practicar deportes, hacer cursos de formación técnica básica, participar en actividades de expresión plástica, música, teatro, festivales culturales y recibir asesoramiento en materia orientación laboral.

Más reciente es la experiencia de INTERVIDA con los jóvenes de Nicaragua, un país en el que una de cada cinco personas es joven y por ello cuenta con un importante potencial de desarrollo. Precisamente, el programa se llama ‘La Juventud Agente de Cambio y Desarrollo’ porque sitúa al joven como protagonista y como agente de cambio y de desarrollo social. El programa contempla dos proyectos, uno dirigido a fortalecer la identidad y diversidad cultural, y otro que busca espacios adecuados donde los jóvenes puedan socializar y trabajar los temas que les preocupan de una manera participativa. Los jóvenes pueden disfrutar de actividades de danza, teatro, música, pintura y deporte. Para realizar las actividades se crean en las comunidades comités de cultura y deporte, así como instructores comunitarios y promotores culturales formados por jóvenes a los que INTERVIDA capacita para desarrollar su labor de dinamizadores del programa.

Ambos proyectos se están desarrollando en siete comunidades rurales de Jinotega y en 14 barrios del Distrito VI de Managua, un distrito donde muchos de los barrios son urbano-marginales, y está beneficiando a más de 2.700 jóvenes.