inicio noticias Casi 7.000 mujeres emprendieron con la Fundación Vicente Ferrer

Casi 7.000 mujeres emprendieron con la Fundación Vicente Ferrer

16 de Febrero de 2017 | Mujer

mujeres emprendedoras FVF

Entre 2015 y 2016 el Fondo de Desarrollo de la Mujer de la Fundación Vicente Ferrer fue utilizado por un total de 6.980 mujeres que decidieron poner en marcha su empresa. Este gestiona microcréditos para favorecer el emprendimiento y es una herramienta fundamental para dotarlas de autonomía y reforzar su papel como impulsoras de la economía rural de la región.

Han podido acceder a ayudas económicas de entre 10.000 y 30.000 rupias, siempre y cuando pertenecieran antes a los sangham. La clave es que puedan demostrar que tienen capacidad de autogestión para que eche andar la empresa y se mantenga en el tiempo. Ellas se hacen responsables de la devolución del préstamo sin intereses en un periodo que se pacta antes y además han de contribuir en cierta medida a que aumenten los ahorros comunes que se administran vía sangham.

“Recibir este dinero les permite mejorar la calidad de vida de sus familias” y “contribuye a mejorar su autoestima, obteniendo respecto tanto de maridos como familiares al tener sus propios negocios”, explica Seena Bonala Srinivasulu, líder del sector Mujeres, encargada de supervisar el funcionamiento del Fondo de Desarrollo de la Mujer (FDM).

Los negocios que más están viendo la luz tienen que ver con la agricultura y la alimentación: compra de ganado lechero, creación de barritas de incienso, tiendas pequeñas de comestibles, obtención de carbón, etc. Un ejemplo es Obulamma Sake, que se dedica a fabricar y vender esos inciensos y cuida de una de sus búfalas con el dinero que le han facilitado desde la Fundación. Tiene 40 años y se muestra muy agradecida por cómo le ha beneficiado el aporte económico del FDM.

Otro caso es el de Lakshmidimi Dasari, que con las 18.000 rupias que recibió de la Fundación Vicente Ferrer ha creado una fábrica de carbón que ofrece a hoteles y restaurantes. Vende 200 sacos de carbón de 42 kilos al mes y con ello obtiene hasta 70.000 rupias. Hace tres meses le dieron otra ronda de financiación para poder seguir aumentando su actividad.

Ser mujer en la India no es algo sencillo por lo que iniciativas como esta le permiten a las féminas poder reivindicar un papel diferente en la sociedad. No solo se ocupan del hogar sino que además obtienen sus propios ingresos, fundamentales para la supervivencia familiar.