inicio noticias Una caravana solidaria de más de 100 ONG llegará a Melilla por los derechos humanos en la frontera sur europea

Una caravana solidaria de más de 100 ONG llegará a Melilla por los derechos humanos en la frontera sur europea

17 de Julio de 2017 | Defensa derechos humanos, Inmigrantes
Activistas durante la marcha en Madrid (Facebook: Caravana Abriendo Fronteras)

Activistas durante la marcha en Madrid (Facebook: Caravana Abriendo Fronteras)

Las fronteras del sur de Europa se encuentran en situación crítica. Las políticas migratorias que se aplican están siendo tachadas de insuficientes e incluso discriminatorias.

El descontento por parte de más de 100 colectivos y organizaciones sociales ante esta situación, se ha manifestado claramente el pasado sábado en Melilla en la llamada caravana solidariaAbriendo Fronteras cuyo principal propósito es denunciar la constante vulneración de derechos que se produce en la fronteras sur de Europa y exigir el cambio de las políticas migratorias.

Más de 400 activistas han emprendido su viaje desde diversas comunidades autónomas como Asturias, País Vasco, Comunidad Valenciana o Castilla y León. La primera parada ha sido ante la puerta del Congreso de los Diputados al grito de “La ley de extranjería es una porquería”, “No son muertes, son asesinatos” o “No más CIES”.

El destino final es Melilla, pero las protestas de la marcha van a extenderse a Ceuta, debido a la cercanía y condiciones que se producen en ambas ciudades en cuanto a entrada fronteriza de inmigrantes. La travesía coincide con un gran aumento registrado en junio de personas que han intentado cruzar las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, así como los intentos de atravesar el estrecho de Gibraltar con la esperanza de llegar a la península Ibérica.

Durante el acto, Serigne Mbay y Ana Ribacoba, miembros de la Plataforma Gasteiz Irekia, han leído un manifiesto atacando el incumplimiento europeo en cuanto a políticas que hablan de los refugiados, y la desprotección que sufren los menores no acompañados.

El lunes continuarán su camino hacia Málaga y el martes llegarán a Melilla donde se llevarán a cabo actividades reivindicativas hasta el próximo viernes, cuando la caravana cruzará en sentido inverso el estrecho para dirigirse a Almería y denunciar la situación de los trabajadores migrantes en invernaderos.

Una marcha que finalizó en Madrid con la formación de una cadena humana unida por vallas de alambre que terminó en la calle Alfonso XII, donde les esperaban los siete autobuses que les irá trasportando, parada a parada en las diferentes ciudades donde quieren que se les oiga alto y claro.