inicio noticias La situación de la mujer en Irak es peor que en la época de Sadam

La situación de la mujer en Irak es peor que en la época de Sadam

16 de septiembre de 2015 | Todas

EP/Madrid
Un estudio realizado por una ONG local ha llegado a la conclusión de que la situación de la mujer iraquí era mejor bajo el anterior régimen de Sadam Husein que en la actualidad, tras la invasión por parte de fuerzas extranjeras del país, y sus derechos eran más respetados, según recoge la agencia de noticias de la ONU IRIN.

“Hemos entrevistado a las mujeres del país y nos hemos reunido con ONG que tratan las cuestiones de género para realizar este estudio, que preguntaba sobre la calidad de vida de las mujeres y el respeto de sus derechos”, señaló la presidenta de la Woman Freedom Organisation (organización para la libertad de la mujer), Senar Muhamad.

“Los resultados muestran que las mujeres son menos respetadas ahora de lo que eran bajo el anterior régimen, mientras que su libertad ha sido recortada”, añadió, según recoge IRIN. De acuerdo con el estudio, los derechos básicos de la mujer estaban garantizados bajo el régimen de Sadam en la Constitución y eran respetados, e incluso las mujeres ocupaban cargos relevantes en el gobierno.

Ahora, según esta ONG con sede en Bagdad, aunque sus derechos siguen estando reconocidos en la Constitución, en la práctica las mujeres han perdido casi todos sus derechos. “Antes de la invasión encabezada por Estados Unidos en 2003, las mujeres eran libres de ir a las escuelas, las universidades y de trabajar, y de desempeñar otras funciones”, resaltó Senar. “Ahora, debido a razones de seguridad y a la represión por el Gobierno, se están viendo obligadas a quedarse en sus casas”, lamentó.

Los grupos que defienden los derechos de las mujeres acusan al nuevo Gobierno de esta situación, denunciando que muchos de sus miembros adoptan una posición conservadora en lo que respecta al papel de las mujeres. “Cuando le decimos al Gobierno que necesitamos más representación en el Parlamento -las mujeres tienen reservados el 25% de los escaños- (…) se ríen de nosotras”, denunció Senar.

Desde el Gobierno iraquí se asegura que las mujeres están mucho mejor representadas ahora de lo que lo estaban en el anterior régimen. “Ocupan puestos importantes en nuestros ministerios, posiciones que Sadam nunca les dio, pero tienen que entender que algunos puestos, como el de presidente, son difíciles para las mujeres por problemas de seguridad”, señaló el portavoz del Gobierno, Laith Kubba, citado por IRIN.

Asimismo, las activistas que defienden los derechos de la mujer en Irak denuncian una mala interpretación de la Sharia (la ley islámica) y que algunos líderes religiosos han comenzado a insistir en que las mujeres lleven velo. “Las mujeres deberían estar en casa con sus familias. Participar en la política les distancia de sus hijos”, señaló el jeque Marouf Abdel-Kader, líder religioso de una de las mezquitas de Bagdad.

“Cuando las tropas estadounidenses entraron en Irak, pensamos que sería una gran oportunidad para las mujeres iraquíes para que se comenzara a escuchar su voz, pero estábamos equivocadas y ha ocurrido lo contrario y estamos perdiendo terreno día a día”, lamentó Senar.

De hecho, el estudio también pone de manifiesto un aumento del nivel de desempleo entre las mujeres desde marzo de 2003. “El desempleo femenino es ahora hasta dos veces superior al masculino, mientras que la pobreza femenina también ha aumentado”, señaló otra de las responsables del estudio. “Además, el número de viudas –ya de por sí alto debido a la guerra entre Irán e Irak en los 80– ha aumentado desde la invasión estadounidense, empeorando la situación”, añadió.