inicio noticias Denuncian el abandono de dos ancianos en el Hospital Insular de Gran Canaria

Denuncian el abandono de dos ancianos en el Hospital Insular de Gran Canaria

Dos hombres, de 71 y 78 años, llevan más de seis meses esperando a sus familias en la unidad de Urgencias del hospital Insular de Gran Canaria. Según ha informado Canarias 7, tras haber sido dados de alta, nadie les vino a buscar y desde entonces están en una sala de “pacientes psiquiátricos y que también está adaptada a personas mayores que están pendientes de algún centro”.

La sala en la que se encuentran consta de 12 camas y están a cargo de un enfermero y un auxiliar de enfermería. Además, la sala está cerrada “por seguridad de los pacientes psiquiátricos y del resto de usuarios”, según ha explicado el hospital a Canarias 7.

Sin embargo, los trabajadores del hospital defienden que se encuentran encerrados entre esas cuatro paredes sin poder salir, ni si quiera dormir por los gritos de los pacientes psiquiátricos.

El Cabildo de Gran Canaria se ha hecho cargo de ambos ancianos a través de la consejería de Política Social y Accesibilidad. Sin embargo, de momento solo uno ha sido autorizado para el traslado, mientras que el otro permanece en el hospital.

El problema es que esto no son casos aislados, Daniel Moyano, psicólogo de Cruz Roja responsable de un proyecto ad hoc, asegura que “hasta la fecha se han confirmado 18 casos de maltrato a personas mayores y se han detectado 66 casos de especial vulnerabilidad de 211 cuestionarios realizados a personas de más de 65 años”.

Datos muy preocupantes y por ello, Cruz Roja defiende que “es importante que existan proyectos que mejoran la protección de los mayores y su capacidad de afrontamiento frente a una posible situación de maltrato”.

Por otro lado, la presidenta de la Sociedad Canaria de Geriatría y Gerontología, Carmen Acosta Morales, manifiesta durante “mucho tiempo han denunciando este tipo de abandonos, que se dan con mucha más frecuencias en verano”. Añadiendo que “es muy duro ver cómo estos mayores van a Urgencias porque lo necesitan y la familia no aparece a recogerlos”.